Adriana Varejao

Adriana Varejao Canibalismo
ICA Instituto de Arte Contemporáneo. Boston
Galeria Lehmann Maupin, Chelsea, Nueva York.
meaty_song_ceramics

Adriana Varejao se destaca por acusar los diversos límites de la sociedad, de las
disciplinas y de los materiales (poliuretano, óleo seco explotado, pastel). La artista se nutre en “el modernismo”, la época de la toma de conciencia y de los
cuestionamientos en Brasil -que se conoce como la fundamental “Semana del ’22”. Y es más, Varejao atiende a los temas que en 1928 Oswald de Andrade desarrolló en su Manifiesto Antropofagista . En éste, De Andrade insta a los literatos y artistas visuales a animalísticamente comer, digerir y producir desde sus “estómagos” una cultura que incluya lo aborigen brasileño y las costumbres de los conquistadores. Los aspectos de las culturas de los colonizadores –sobre todo Portugal y Francia-, no representan lo Brasileño ni reconocen las culturas aborígenes ni aquellas de la negritud. Antropofagia es una faceta de la cultura en Brasil que se conoce localmente, se cita  internacionalmente con moderación, siendo una teoría que debería revisarse e integrarse a la visión de toda América Latina, más aún, a todas las áreas del orbe colonizadas a partir del siglo XV. Adriana Varejao es una de las más destacadas artistas visuales internacionales de Brazil. ICA –Instituto de Arte Contemporáneo-, lleva a cabo su primera, merecida y esperada exposición individual en un museo de Estados Unidos, con curaduría de Ana Stothart. No es una exposición extensa aunque si fuerte, con piezas representativas desde 1993 a la actualidad. Debido a la intensidad trágico- hermética-expansiva de las obras hubiera sido importante demarcar más las salas para esta exposición y dar más espacio a la misma.

Para los espectadores de la obra de Varejao, debido a que las proporciones que la artista desarrolla han sido casi siempre mayores y tridimensionales, cada una se imponen como una llamada de atención que se expande en diversas direcciones. Contornos irregulares y ciertas heridas antropofágicas acentúan lo no plano de la mayoría de sus series. Aunque recientemente Adriana Varejao recibe al visitante con unas proporciones reducidas en sus retratos y las cajasobjetos de reflexión acerca de las tonalidades de la piel de los brasileños. Así clama la autora por la discriminación racial.
exploratory_laparotomy

Entre sus series –casi todas de un conceptualismo y posmodernismo
acentuadamente barrocos-, se encuentran las pinturas de saunas, las relaciones con los mapas históricos, las referencias a interiores de Iglesias y Polvo , la obra
más reciente presentada completa en la galeria Lehmann Maupin de Chelsea, Nueva York. El color también juega un papel importante en sus diversas etapas. Sin ser totalmente  monocromáticos, cada serie se concentra en el color que da la clave a cada tema. En Polvo , retoma las  pinturas de castas de los siglos XVII y XVIII en ciertos lugares de nuestra América. Otro rasgo que define su autoría son ciertos desgarramientos en diversas zonas de cada obra. Simbólicamente conjugan la agresión sufrida, la actitud de arrancar parte de una cultura con un simil de la rotura de la “carne” local. Adriana Varejao desde una marcada distancia de imagen estéticas, saluda respetuosamente al artista argentino Lucio Fontana. Ambos, de maneras muy distintas expandiendo los límites físicos y las características que definen a la pintura.

 
Graciela Kartofel
Imágenes
1.- Adriana Varejao
Meaty Song Ceramics , 2000.
Pintura Escultórica en cerámica sobre tela
Colección Abe Tomás Hughes y Diana Girardi Karnas
Fotografía cortesía de ICA-Boston

 
2.- Adriana Varejao
Exploratory Laparotomy II , 1996.
Óleo sobre tela y epoxy.
Colección privada, Nueva York
Fotografía cortesía de ICA-Boston

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *